El 28 de noviembre hemos tenido el acto de clausura de la celebración del 300 aniversario del fallecimiento de La Salle.

Madrugamos para encontrarnos en la oración JUNTOS y dar gracias a Dios por la vida y el legado de La Salle. Recordamos a tantos hermanos, profesores, alumnos y familias que han hecho y siguen haciendo que el sueño de La Salle siga siendo posible.

Los hermanos de la comunidad han animado para todos los alumnos las reflexiones de la mañana.

Gracias a todos