Lugares que marcan de siempre

Logo Institucion transparente

  social-twitter-box-white-icon-24  Google-plus-icon-24 YouTube-icon-24

En los últimos 60 años de estos #300LaSalle el colegio ha hecho de dos lugares, sitios que han marcado para siempre. El taller de Automoción en FP y el Taller de Tecnología de Don Isidro.

El año pasado se renovó de arriba a abajo el taller de Automoción buscando la merecida concesión de un Grado Superior.

Pero la crónica de hoy es un homenaje al Taller de Don Isidro que poco a poco va dejando atrás una forma de ser única pues llegan los nuevos alumnos con los Chromebooks, y hay que adaptarse.

Los primeros 18 años del siglo XXI han sido un desafío para la asignatura de Tecnología y el lugar donde se imparte. Y Don Isidro respondió a él haciendo de su taller un lugar de esos que marcan para siempre. Por su forma y por su contenido.

Por su forma al ser un aula que se llenaba de ordenadores de todos los sistemas operativos o windows habidos y por haber, diferentes Rams y capacidades en continua evolución, con los que se trasteaba, y que convivían con maderas, escuadras, fresadoras, pinturas y pinceles.

Y por su contenido. El aula de Tecnología no solo es un lugar de trabajo escolar, allí muchos chicos y chicas han pasado muchas horas, con Don Isidro. Horas extras donde se experimentaba, jugaba, pintaba, lijaba, programaba...Es uno de esos lugares que marcan pues tiene la magia de esos sitios donde uno se busca o busca lo que no se encuentra en ningún otro lugar, material e inmaterial. Desde un destornillador para ajustar tú un cajón a una charla tranquila con café de cafetera y la música de fondo del oboe de Raúl Pomares que llega desde la sala de Música.

Seguro que tú también tienes tu lugar del colegio. Mándanos tu relato con tu historia y compártela en este #300LaSalle.

 

Back to top