Manuel Morente, investigador del CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas) y estudioso de las Religiones, comparte en la clase de Religión de 1º de Bachillerato su experiencia de ciencia y fe.

Jubilado recientemente, lo primero que hace es apuntarse en la universidad a un curso de Religiones comparadas. Inquieto desde su juventud, hace medicina y se especializa en anatomía patológica, siendo de los primeros que inauguran el CNIO. La ciencia le ha
llevado a descubrir la maravilla que es el ser humano. Le ha permitido viajar, compartir y conocer a otros investigadores con los que ha intercambiado ciencia y espiritualidad, sin encontrar incompatibilidad.

Creo que ha transmitido el deseo por la búsqueda, por la pregunta, por dejar los “zapatos de la fe de niño” y adentrarse en la experiencia del Misterio.