Después de las vacaciones y con la vuelta al trabajo, en muchas casas aumenta el estrés, y los niños son los que más sufren este ritmo de vida, sumándose su preocupación por el comienzo del cole, y los adultos, en ocasiones, no ayudamos de la mejor manera a nuestros pequeños a vivir este momento con la calma necesaria.

Pulsa aquí para abrir el documento

Pulsa aquí para acceder a todos los documentos publicados anteriormente por el Departamento de Orientación.