Cálidas luces, aplausos ensordecedores y brillantes actuaciones fueron el broche de oro del trimestre que culminó con el festival de Navidad de Bachillerato.

Semanas de preparación y tiempo dedicado eran la antesala del evento. Los más novatos, los recién llegados, con la incertidumbre de la primera vez y toda la energía del mundo traducida en horas y horas  de ensayo para pulir las actuaciones. Los veteranos, por su parte, con el recuerdo del año anteri

Y absolutamente todos, rebosantes de ilusión.

Se abría el festival con una reflexión del coordinador, telón bajado, cientos de oídos atentos a sus palabras. Mientras, detrás de los focos, la clase que inauguraría, y los nervios y emoción a flor de piel. Todo estaba listo.

Pequeñas recopilaciones de coreografías muy movidas, caracterizaciones comiquísimas, danzas magníficamente puestas en escena y sátiras de lo más ingeniosas hicieron las delicias de toda la sección, que entre carcajadas y risas, no podía esperar a ver qué sería lo próximo.

Y lo próximo no fueron sino números tan deslumbrantes como los anteriores: presentaciones muy curiosas, más bailes y escenificaciones navideñas en tono de humor.

Sin embargo, también hubo espacio para el arte en su más puro estado. Cuerdas de guitarras rasgando el silencio, voces cautivadoras ante las que no podíamos hacer más que obnubilarnos, las teclas de un elegante piano que acompañadas con un muy acertado juego de luces parecían abrazar cada rincón de nuestra existencia en su eterna sinfonía.

Los aplausos no hacían más que resonar ante semejantes exhibiciones.

Risas incontrolables y mudo asombro, energía y parsimonia; fueron brillantemente juntadas y guiadas por la organización previa ,y sobre todo, por el papel de los presentadores.

El colofón de esa mañana, se manifestó en la forma del colorido deseo que algunos de nuestros compañeros pintaron sobre un enorme papel; y que como dulce final que fue entonces, dejamos aquí

or y la innovación y ganas rebosantes, fijando la vista en el ansiado – y por ello breve- descanso que tendrían.